Cumplir 18 años siempre es un momento muy especial que requiere un regalo muy cuidado. Nuestra clienta tiene un hijo que cumplió 18 años este sábado 9 de marzo. Para la ocasión pensó en pedir a todos sus amigos, profesores y familiares una dedicatoria con alguna foto que a cada uno le gustara. Para que todo quedara perfectamente encuadernado, utilizó nuestra carpeta de presentación que permite una fácil sujeción de todas las dedicatorias. Además nos encargó un placa grabada y una caligrafía a modo de portada.

Las fotos corresponden al momento en el que Fabiana, nuestra calígrafa, estuvo realizando la caligrafía y el resultado final del montaje.

Caligrafía de una tarjeta de felicitación personalizada Caligrafía de una tarjeta de felicitación personalizada Caligrafía de una tarjeta de felicitación personalizada Caligrafía de una tarjeta de felicitación personalizada Caligrafía de una tarjeta de felicitación personalizada Album de fotos personalizado con placa y caligrafía