Siempre que he tenido que hacer un regalo a unos futuros papás he optado por un álbum de fotos. Me encanta ver la sonrisa de los papás cuando abren el envoltorio y ven el álbum. Y cómo no, los ojos de sorpresa que tienen ante ese regalo tan distinto a muchos otros y que hará que tengan un recuerdo de este precioso momento para toda la vida. Me gusta esta sensación.

Una vez pasado el primer impacto llegan las diferentes ideas de cómo montar el álbum: qué fotos seleccionar, con qué rotuladores escribir, qué washi tape utilizar…..surgen ideas de lo más variopinto hasta que el llanto del nuevo bebé interrumpe para reclamar toda la atención.

Un regalo para futuros papás